Descubre y ejercita tus fortalezas

El astuto Sr. Zorro era un tipo habilidoso y perspicaz. Había que tenerle cuidado. Podía robar el alimento con facilidad; buen cazador de gallinas, aves y animales pequeños, era odiado por granjeros, quienes a menudo le perseguían disparando sus escopetas. Sin embargo, fracasado al intentar atrapar al Sr. Erizo.

El zorro probó todas sus mañas: ya se escondía en el hoyo de un árbol para salir de imprevisto, aparecía por arriba, por un lado, por el otro, incluso hizo un pozo en la tierra para ver si su presa caía. Cada vez que lograba acorralar al pobre erizo, justo cuando se disponía a comerlo, la pequeña víctima hacía lo que sabía hacer bien: enrollarse y sacar las púas, haciendo imposible para el zorro dar si quiera una mordida sin espinarse.

El zorro sabe muchas cosas pequeñas, el erizo sabe una gran cosa.  (Multa novit vulpes, verum echinus unum magnum.)  Erasmo, 1,500 A.C.

Con esta analogía, Jim Collins explica cómo las Empresas que sobresalen tienen claro Su Concepto del Erizo. Saben muy bien UNA GRAN COSA. La analogía fue por primera vez utilizada por Isaías Berlin en el libro El zorro y el erizo, para dividir a los escritores en dos grupos: los que son expertos en un tema central y los que hablan de muchas cosas.

Al decir que una empresa tiene un concepto de erizo claro, Collins explica que han llegado a una comprensión de sí mismas tal que les permite dedicar sus acciones de manera que cumpla con tres condiciones:

  1. ¿En qué pueden ser el número uno? Se trata de una comprensión de sus fortalezas principales y su importancia competitiva.
  2. ¿Cuál es su pasión? No se trata de encontrar la pasión en lo que ya hacen sino dejar de hacer aquello que no les satisface y dedicar su esfuerzo a hacer aquello que más aman hacer.
  3. Por último, ¿qué mueve su motor económico? Tiene dos dimensiones, por un lado, por supuesto que las empresas que sobresalen se dedican a vender productos o servicios exitosos económicamente, pero también tienen una comprensión clara de cómo sucede esto y en lugar de llevar una basta serie de indicadores financieros se limitan a cuidar uno o dos indicadores clave que son los que mueven su economía.
Las tres ideas pueden esquematizarse en tres círculos formando un diagrama de Benn, como lo presenta Collins en su libro.

Un día escribiré más a detalle sobre este tema aplicado a las empresas, por ahora quiero aplicarlo a nuestra vida, la tuya y la mía…

¿Qué pasaría si te centrarás en utilizar tus fortalezas principales en tu vida personal, familiar y de trabajo?

De acuerdo con Martin Selligman, las personas que han descubierto sus fortalezas principales y dedican tiempo continuamente a ejercerlas experimentan gran satisfacción en sus vidas y mejora significativamente su estado emocional. Incluso, el descubrimiento y ejercicio de las fortalezas personales ha demostrado ser un éxito como complemento en los tratamientos contra la depresión en estudios realizados por sus alumnos (Selligman, M., Florecer).

Selligman define las fortalezas como un conjunto de rasgos positivos presentes en el ser humano que ayudan a que las personas tengan más éxitos y sean más felices. Todos tenemos un conjunto de rasgos que nos caracterizan pero, de acuerdo con distintas investigaciones, sólo una de cada tres personas conoce sus fortalezas. 

¿Cómo descubrir tus fortalezas?

El Dr. Selligman y Christopher Peterson identificaron seis virtudes humanas, comunes en todas las culturas, que engloban un total de 24 fortalezas de carácter fundamental para alcanzar una vida satisfactoria. Estas fortalezas, al ejercitarse, no sólo nos procuran mayor satisfacción en la vida, sino que también, al ser dirigidas intencionalmente en el trabajo o negocios, pueden repercutir en el rendimiento profesional. Simplemente, descubrir y ejercitar nuestras fortalezas nos ayuda a la vez a ser más felices y más productivos.

En www.viacharacter.org puedes medir tus propias fortalezas contestando un cuestionario. Consiste en 120 preguntas y te toma un tiempo aproximado de 15 minutos solamente, los resultados pueden verse en línea o descargarse para impresión y, lo mejor de todo, es gratuito.

Te recomiendo ingresar al sitio, darte de alta y contestar el cuestionario. Una vez que tengas tus resultados, toma un momento para revisarlos y meditar en lo siguiente:

  • ¿Reconozco estas fortalezas en mí? ¿Soy así, realmente?
  • Si consultara a las personas cercanas a mí, ¿señalarían estas fortalezas como características mías?
  • ¿Utilizo mis principales fortalezas de manera consciente en mi vida cotidiana con mi pareja, familia, amigos o trabajo?
  • ¿Cómo podría utilizar mis fortalezas para enfrentarme a los retos profesionales o personales?
  • ¿Qué cambios puedo hacer en mis actividades para ejercer mis fortalezas y experimentar mayor satisfacción y resultados en mi vida?

Una cosa más, creo firmemente en que eres exactamente como Dios te pensó para este mundo, eso quiere decir que puso en ti los dones y talentos que los demás necesitamos de ti. Así que no solo vivirás más satisfecho y tendrás mejores resultados, también serás un regalo para los que te rodean. Tendrás mayor oportunidad de contribuir y, por lo tanto, hacer un mundo mejor.

¿Ves todo lo que pasaría si dedicaras tiempo a ejercer tus fortalezas?

 

Bonita semana.

 

About the author

Me gusta el aprendizaje, el crecimiento, contribuir al mundo; amo a mis hijos; explico cosas; comparto mis pensamientos; escucho a los demás; practico la filosofía y el coaching; doy conferencias, talleres y clases a quien se deje; me gusta dejar un pedacito de mí en la vida de las personas.
4 Comentarios